Noticias

Noticias --tu web--InternacionalCIUDADANOS POR LA INNOVACION   
CIUDADANOS POR LA INNOVACION

 


HEMOS ESCUCHADO AL GOBIERNO HABLAR CON INSISTENCIA DE DERECHOS HUMANOS EN ESTOS ULTIMOS DIAS, NO SABEMOS SI ES UNA REALIDAD O UNA FICCION.


Por Gabriel Nsé Obiang Obono,


Líder Nacional de C.I.   


Malabo, 18/05/2018.


Como lo digo en el título, así también quiero plasmarlo en esta reflexión.


¿Pregunto desde qué perspectivas habla ese gobierno sobre el respeto de los derechos humanos, desde el realismo o desde la ficción? Y han hablado de otro hecho grave ante la Asamblea General de la ONU, cual es, la importancia de aplicar la justicia en el país, para mantener la paz. Estamos alucinados por esas expresiones de puros demócratas neoconversos.


Para llevarles al mejor entendimiento de esta mi modesta reflexión, he considerado pertinente definir conforme al diccionario las palabras “REALIDAD Y FICCION”.   


Realidad, es la existencia real de una cosa, hecho que no presenta duda alguna, una verdad, una sinceridad.  


Ficción, es la acción y efecto de fingir;  y fingir es presentar como cierto o real lo que es imaginario, falso o irreal. Una simulación.


En estos dos contextos, vengo a analizar la problemática de la existencia o no del respeto de los derechos humanos en Guinea Ecuatorial, así como si este gobierno aplica la justicia como garante del mantenimiento de la paz.


¿Qué entendemos por Derechos Humanos? Hay muchas definiciones y me quedo con la de “Amnistía Internacional”, que dice:


“Los derechos humanos engloban derechos y obligaciones inherentes a todos los seres humanos que nadie, ni el más poderoso de los Gobiernos, tiene autoridad para negarnos. No hacen distinción de sexo, nacionalidad, lugar de residencia, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, edad, partido político o condición social, cultural o económica. Son universales, indivisibles e interdependientes.”


Los derechos humanos establecen las condiciones indispensables para garantizar la dignidad humana y hacer posible que las personas vivan en un entorno de libertad, justicia y paz. Hablan del principio de igualdad, del derecho a la vida y a no sufrir torturas, del asilo, de la libertad de expresión y de conciencia, pero también de la educación, la vivienda y del acceso a la salud y a la cultura.


Los derechos humanos, no son una ficción o una utopía como se cantan en el gobierno del PDGE, sino, son los regulados en los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que incluyen los derechos básicos que toda persona debe disfrutar para tener una vida digna. Todos estos derechos humanos, deben formar parte fundamental en las constituciones de cada país miembro de las Naciones Unidas, como Guinea Ecuatorial.


Estos derechos humanos, se dividen en dos grandes grupos: Derechos civiles y políticos, derechos económicos, sociales y culturales.


a) En cuanto a los derechos civiles y políticos, tenemos:


Derecho a la vida. Todos los seres humanos, tenemos derecho a vivir libres y con seguridad. Nadie tiene derecho a privar de vida a otra persona y, sin embargo, en Guinea Ecuatorial, se sigue cometiendo asesinatos por diferencia de ideologías políticas, tal es el caso reciente de Santiago Ebee Ela, por insinuar alguno.


Derecho a la no discriminación. Todo hombre, mujer, niño y niña tienen como derecho a estar libres de discriminación, en cambio, en el Gobierno de Guinea Ecuatorial, se practica impunemente la descremación, sobre todo, si eres opositor al régimen, y esta discriminación es generalizada.  


Derecho a no ser sometido ni sometida a esclavitud ni servidumbre, no se puede decir que aquí no hay esclavitud, hay esclavitud cuando se le sigue manteniendo a una persona en la cárcel tras haber cumplido la pena a que fue condenada simplemente porque, los detentores del poder en el país, aun no lo han decidido fácticamente,  existen personas en la prisión de black beach que, hace más de un año que las sentencias ya les dieron libertad y no han sido liberados, por lo que son esclavos. Son esclavos así mismo, los que al trabajar en una agencia de subcontrata no reciben el dinero que se merecen por el trabajo realizado. Son esclavos, los que pasan cuatro meses sin cobrar sus haberes mensuales y no pueden quejarse por miedo a ser despedidos; también son esclavos políticos los que deben pertenecer y cotizar forzosamente al partido PDGE, en contra de sus conciencias, etc., estas cosas tienen lugar en este país.


Derecho a no recibir daños ni torturas. La tortura sigue siendo un método utilizado para aterrorizar y disuadir a las personas de emprender acciones consideradas “amenazantes” por muchos gobiernos, sobre todo, cuando se trata de  opositores a su régimen, como es el caso de nuestro país, Guinea Ecuatorial, sin ir más lejos, tenemos a varios miembros del partido con brazos y pies rotos, las nalgas y plantas de los pies destrozados, por la cruel tortura, tenemos a otros, con las balas enclaustradas en sus cuerpos, tenemos a otros que sufren tortura moral desde una cárcel injusta, solo por su pertenencia a este partido político C.I., etc.    


Derecho a que nadie sea detenido arbitrariamente, en Guinea Ecuatorial, lo que reina son las detenciones arbitrarias, más conocidas por “Orden de la Superioridad.”, existen muchos casos de detenciones sin mandamiento judicial, y un largo etc.   


Derecho a la presunción de inocencia, en Guinea Ecuatorial las imputaciones de hechos ficticios o inventados como los famosos golpes de Estado, constituyen el modus operandi de la actuación política del régimen político que nos gobierna, el poder judicial dicta sentencias políticas que prevarican el propio Código penal y la Ley Fundamental, solo para satisfacer al gobierno y al partido que les nombra.


Derecho a la privacidad, el gobierno de nuestro país nos espían en todo lo que hacemos, y a los que respetan a la oposición real, mucho peor, este es el caso que ocurre con la Sede de este partido en Pérez, donde tienen un grupo armado, vestidos de paisano, perteneciente a la Seguridad Presidencial, asignado día y noche para vigilar y acosar al Líder Nacional del partido C.I., acoso que llevan impunemente hasta dentro de la iglesia.


Derecho a la libre circulación, a buscar asilo y a tener una nacionalidad. En nuestro país, la libertad de circulación en el territorio nacional, está muy restringida debido a las múltiples barreras militares que asedian la red de carretas nacionales, etc. 


Derecho a participar en la vida política, es decir, el derecho a votar o a formar parte del gobierno de nuestro país. Además, todos los votos deben tener el mismo valor. Este derecho no existe en Guinea Ecuatorial, sino secuestrado por el Gobierno y partido en el poder (PDGE), éstos utilizan al poder judicial para impedir este derecho, mediante juicios políticos y actos jurídicos injustos para: eliminar candidaturas en las elecciones, la no legalización de todos los partidos políticos, la disolución de los partidos políticos, las inhabilitaciones antijurídicas a los líderes políticos, etc.


b)Derechos económicos, sociales y culturales: 


Derecho a la alimentación. Todas las personas tienen derecho a acceder a una alimentación saludable, pero alrededor del 85%, de los guineo ecuatorianos, no tienen suficientes alimentos para llevar una vida sana y activa, el Gobierno de PDGE, no sabe lo que debe hacer para nutrir mejor a su población en cuanto a los kilos de carne y pescado que debe nutrirse mensualmente una persona, pero un Gobierno que piensa por su pueblo debe conocer estas cosas, y cómo hacer que no le falte a los ciudadanos la alimentación diaria, que es un derecho fundamental, etc.   


Derecho a la educación. Sean de la etnia, religión o nacionalidad que sean, los y las menores tienen derecho a la educación. Sin embargo, miles de niños y niñas en todo el país no van a la escuela, porque sus padres no pueden pagar sus estudios por falta de dinero, al ser el sistema educativo de Guinea Ecuatorial prácticamente privado, como prueba de ello, en el país, el Gobierno del PDGE no ha construido centros escolares, como lo ha hecho con los campamentos militares. Las becas se reparten por criterios políticos desde el partido gubernamental (PDGE) y no desde el Ministerio de Educación o el de Asuntos Exteriores como debería ser y así se hace en cualquier país del mundo que practica la buena gobernanza.


Derecho a la salud. Todos y todas tenemos derecho a vivir en un medio ambiente saludable y a recibir atención médica. Este derecho no está garantizado en Guinea Ecuatorial, porque el sistema sanitario público, no está protegido en este país, sobran ejemplos y pruebas, de ahí la mortalidad generalizada.


Derecho a la vivienda. La vivienda debería ser accesible a todas las personas. En Guinea Ecuatorial, cientos de miles de personas viven en los barrios marginales, construyen sus chabolas en cualquier lugar y de cualquier forma, para buscar como sea, un cobijo, y lo hacen, con materiales rudimentarios; en la época lluvias copiosas, sufren inundaciones; y no se salvan de los múltiples incendios, de los que pierden a personas queridas y múltiples enseres, conseguidos en  una vida de permanente supervivencia que se pasa en la nación.


Derecho a la cultura y la ciencia. Acceder a bibliotecas, museos, teatros, cines o estadios son solo algunos ejemplos de derecho a la cultura, sin olvidar el derecho a disfrutar de los beneficios de los avances científicos. El análisis social lo dice todo, simplemente, el Gobierno debe hacer esfuerzo para estar a la altura, pero ya son muchos años sin hacer nada en este campo, no tenemos cines, teatros, polideportivos municipales, solo existe una biblioteca pública en todo el país, y no debería ser así.


Derecho humano al trabajo y al descanso. Toda persona tiene derecho al trabajo, así como a su libre elección. También se tiene derecho a la misma remuneración por un mismo trabajo realizado. Además, toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute de tiempo libre y a una limitación razonable de las jornadas de trabajo. En Guinea Ecuatorial, si eres opositor, sobre todo del partido C.I., no tienes derecho a trabajar, ya sea en el sector privado (empresas), como en el sector público (administración). El empleado guineo ecuatoriano nativo, no disfruta de las vacaciones como debe ser con todos los derechos que estas conllevan.


Los Gobiernos y los partidos políticos, debemos estar a la altura de reconocer todos estos derechos, saber interpretarlos y ensañarlos a los ciudadanos. C.I. como partido político, ha marcado en su acción político, enseñar estos derechos a los ciudadanos y que exijan su cumplimiento para dignificar sus vidas.


Esa cultura política de enseñar a los ciudadanos los derechos humanos que les corresponden y su debida exigencia al Gobierno en poder, es interpretada por ese Gobierno y su partido PDGE, como radicalismo político y como apología a la violencia.


De ahí, mi pregunta: ¿si sus actuales discursos y comunicados tanto en el país, como en la ONU, pasando por Djubuti, responden a la realidad que vivimos en Guinea Ecuatorial o es la ficción política que nos tienen acostumbrados? Me apunto a lo último, que es la ficción, para seguir burlándose de la comunidad internacional para esconder la verdadera imagen de régimen conculcador impenitente y empedernido de estos derechos.


Nos han dado la mejor lección política en la ONU, al afirmar que, sin justicia no hay paz y el respeto a las vidas humanas. 


Yo les quiero preguntar aquí y a viva voz ¿Qué dice este Gobierno sobre las 103 personas que detuvo sin mandamiento judicial, torturó cruelmente durante 7 días, en unas sesiones de torturas que presenciaron todas las autoridades del Ministerio de la Seguridad Nacional, quienes dieron a sus militares orden de fuego para disparar contra la población civil, meter a hombres y mujeres en un contenedor con sus cuerpos machacados por dicha macabra tortura, con altas temperaturas, en una travesía de 23 horas, sin olvidar a Santiago Ebee Ela que murió por esas torturas? tenemos víctimas de estos hechos macabros y execrables de violaciones de derechos humanos.


¿Qué ha hecho el Gobierno y la Fiscalía General de la Republica con esos torturadores? Sabemos que han sido premiados, con cargos públicos en la administración Central del Estado, como es el caso del torturador de Aconibe y los que la han practicado en Wantamo en Malabo.


¿Saldrá también el Gobierno ante los medios de comunicación para condenar públicamente esas inhumanas violaciones de derechos humanos, el atentado al derecho a la vida?


¿El Gobierno tiene pensado indemnizar a estas personas al ser declaradas inocentes en el macro juicio político de Mongomo, tras las durísimas e inhumanas sesiones de torturas, en las que se rompían brazos, pies y reventaban los pies a los militantes y directivos de este partido político?


¿Es de justicia disolver o tratar de disolver a un partido político, sin antes haber sido imputado ni enjuiciado en un proceso judicial?  


¿El partido PDGE estaría de acuerdo con esa justicia o aceptaría que le aplicara la misma sentencia injusta?


La Ley Fundamental de la República de Guinea Ecuatorial en su artículo 9.1, dice textualmente lo siguiente: Los partidos políticos de Guinea Ecuatorial son organizaciones políticas integradas por personas que libremente se asocian para participar en la orientación política del Estado. Constituyen la expresión del pluralismo político y la democracia; concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular, como instrumentos fundamentales para la participación política.   


Este artículo de la Ley Fundamental va en concordancia con este artículo de la Declaración Universal de Derechos Humanos, 


Artículo 21


 1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.


2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país. 


3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.


La Ley de numero 4/2015, de fecha 28 de mayo, de partidos políticos de Guinea Ecuatorial en su artículo 3, dice entre otras cosas que:  Los partidos políticos deberán tener carácter y ámbito nacional, por lo que no podrán tener por base la tribu, etnia, región provincia, distrito, municipio, sexo, religión, condición social ni profesión u oficio.   


Si esto en lo que dice la Constitución y la Ley de partidos políticos de este país, así como la Declaración Universal de Derechos Humanos ¿No se han dado cuenta ustedes que vuestra justicia que solicita con insistencia la disolución de C.I. está menoscabando esas legalidades?


Cuando hago mención de textos legales, quiero llevarles al conocimiento de que, vuestras sentencias políticas, están violando el derecho fundamental que recoge los artículo 9 de la Ley Fundamental de Guinea Ecuatorial y el 21 de la Declaración Universal de la ONU, ya que, disolver a un partido político como C.I., esta decisión no afecta a las simples siglas, afecta a centenares de miles de personas, militantes, simpatizantes y adheridos, con la matización de que, un partido político tiene carácter y ámbito nacional, y si le tienen que juzgar por un hecho, ese también debe tener rango nacional, y no distrital o municipal.


Por tanto, los hechos que tuvieron lugar en el distrito de Aconibe el día 5 de noviembre, no tuvieron carácter nacional,  porque en aquel día 5 de noviembre, el partido estaba de campaña en todo el ámbito nacional, Malabo, Luba, Baney, Riaba, Bata, Mbini, Cogo, Niefang, Evinayong, Acurenam, Micomiseng, Ebibeyin, Nsoc Nsomo, Añisoc y Nsorc, y no hubo problema en ninguno de estos lugares en aquel día, y las personas de esos distritos son miembros del partido C.I. en cuya asociación, se han decidido conforme el articulo 9.1  la Ley Fundamental de Guinea Ecuatorial, para participar en la orientación política del Estado, pero cuando este derecho les es violado por hechos que no conocen ni participaron, siendo ellos, la mayoría del ámbito nacional, y no la exigua minoría que estuvo presente en la ciudad de Aconibe el día 5 de noviembre, estamos ante una justicia que está vulnerando un derecho fundamental a centenares de miles de personas que han depositado sus esperanzas en su partido político y este tipo de justicia, no está para garantizar la paz, sino, todo lo contrario, está para socavarla y crear controversia que atenta contra la paz social.  


Es por eso que, tanto los discursos, que los comunicados del Gobierno en materia de estado de derecho, la justicia y el respeto de los derechos humanos, responden más a la ficción, y no a la realidad que se vive en esta nación. 


Es mejor que seamos pragmáticos para ser coherentes en nuestras declaraciones públicas, no es bueno vender que se conceden libertades, derechos y que se aplica la justicia en la nación para mantener la paz, cuando la realidad que se vive a diario en Guinea Ecuatorial, es totalmente contraria, con la apología de enemigos políticos internos y externos, sembrar la xenofobia contra el opositor al régimen, cuando ése hace una labor noble para el país y que está en su pleno disfrute de sus derechos civiles y políticos, por tanto, no estamos para abonar la verdadera cultura democratica en nuestro pais. Continuaremos.  


 


          


 


 




por abamodjo, Viernes, 18 May 2018 16:24, Comentarios(0)
Comentarios


MKPNews ©2003-2008 mkportal.it
 


MKPortal C1.2.1 ©2003-2008 mkportal.it
Página generada en 0.02531 segundos con 20 preguntas