Noticias

Noticias --tu web--Nacional // Guinea EcuatorialCiudadanos por la Innovación   
Ciudadanos por la Innovación

 


MANIFIESTO DE CIUDADANOS POR LA INNOVACION DE GUINEA ECUATORIAL (C.I.), CON OCACION AL 12 DE OCTUBRE DEL AÑO 2018.  CINCUENTA AÑOS DE LA INDEPENDECIA NACIONAL.


El partido político Ciudadanos por la Innovación de Guinea Ecuatorial (C.I.), principal fuerza política de la oposición al régimen imperante de Guinea Ecuatorial desde hace 40 años, mediante este Manifiesto, quiere hacer una evaluación histórica de lo que ha supuesto nuestro país como nación independiente en estos primeros cincuenta (50) años, y, ante todo, conocer de dónde venimos antes de convertirse en un Estado soberano en África y miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el papel jugado por nuestra antigua potencia colonizadora antes de la independencia, durante el proceso independentista y después de la independencia y, `por último, a dónde vamos como Estado independiente en este jubileo que cumplimos. Para situarnos mejor, vamos a remitirnos en antecedentes históricos.


Investigación histórica de dónde venimos:


El contacto de España con Guinea Ecuatorial, data desde el Tratado de El Pardo, que fue firmado el 11 de marzo de 1778 entre la reina María I de Portugal y el rey Carlos III de España en el que se concedió a España las islas, junto con derechos de trata esclavista y libre comercio en un sector de la costa del golfo de Guinea, entre los ríos Níger y Ogooué, junto con la disputada Colonia del Sacramento, en Uruguay, a cambio de la provincia y la isla de Santa Catalina, junto a la zona de la Laguna de Patos, que pasaban a formar parte de la colonia portuguesa de Brasil. Un territorio que abarcaba desde la desembocadura del Rio Níger en Calaba – Nigeria, hasta el Rio Ogooué, que se halla en Port Gentil– Gabón; un territorio enorme que era más de 300 mil Kilómetros Cuadrados.  La historia nos dice que esa extensión superficial la perdió España tras abandonar esos territorios durante cincuenta (50) años, siendo aprovechados por Inglaterra, Sur de Nigeria, Alemania, Sur de Camerún y Francia el resto hasta definir los actuales límites entre España y Francia de 28.052 kilómetros cuadrados en el Tratado de Paris, en el año 1900.


El Tratado de París, publicado en la Gaceta española el 30 de marzo de 1901 con el título de Convenio entre España y Francia para la delimitación de las posesiones de ambos países en la costa del Sahara y en la del Golfo de Guinea, fue firmado el 27 de junio de 1900 entre el Imperio español (bajo el Gobierno de la Regente Reina María Cristina de Habsburgo-Lorena) y la Tercera República Francesa (presidida por Émile Loubet), actuando como representantes de los respectivos gobiernos Fernando León y Castillo, embajador español en Francia y Théophile Delcassé, Diputado y Ministro de Negocios Extranjeros francés.


El convenio establecía fronteras reconocidas por las partes entre los territorios administrados por ambas naciones en el área del Golfo de Guinea y en la zona de Río de Oro.


En función de los términos del tratado, se definieron y establecieron los límites precisos en las fronteras entre el territorio francés y español en torno a Río Muni, (Región Continental), Las islas de Fernado Poo (Bioko), Annobon, Coriosco, Elobey Grande, Elobey Chico, Conga y Mbañe, los que posteriormente serían la Guinea Española.


Según el texto del tratado o convenio, los territorios intercambiados con la delimitación establecida en el texto se transferirían de administración el 27 de marzo de 1901, o antes si fuese posible.


La historia nos ilustra que,” tanto el territorio insular como el continental, fueron unidos en el año 1926 como la colonia de Guinea Española. Para esta época, terminan de disolverse las estructuras previas tradicionales de los reinos tribales, consolidándose como administración de corte europea, bajo el reinado nominal del Rey Malabo, entre 1904-1937.


Sin embargo, España carecía de la riqueza necesaria para desarrollar una infraestructura económica importante durante la primera mitad del siglo veinte (XX). No obstante, desarrolló grandes plantaciones de cacao en la isla de Bioko con miles de peones importados de la vecina República Federal de Nigeria.


Hasta el 21 de agosto 1956,  las islas de Bioko, Annobón y Corisco………, junto con la parte continental (Río Muni), fueron organizados en una provincia con el nombre de Provincia española del Golfo de Guinea.


Durante este periodo, empiezan a surgir tímidamente los primeros movimientos independentistas en el país, liderado por Acacio Mañé Ela, primer padre de la independencia de Guinea Ecuatorial.


En 1959 los territorios españoles del golfo de Guinea, adquirieron el estatus de provincias españolas de ultramar. Por la ley de 30 de julio de 1959, adoptaron oficialmente la denominación de Región Ecuatorial Española y se organizó en dos provincias: Fernando Poo y Río Muni. Ambas provincias fueron administradas  por un gobernador general ejerciendo todos los poderes civiles y militares. Las primeras elecciones locales se celebraron en 1960, y se eligieron los primeros procuradores en cortes guineo ecuatorianas.


En septiembre de 1960, quedaron constituidas la Diputación Provincial de Fernando Poo (presidida por Alzina de Bochi) y la Diputación Provincial de Río Muni (presidida por José Vedú).


Las Diputaciones se mantendrían durante la siguiente etapa autonómica, siendo sus presidentes Enrique Gori Molubela (Fernando Poo), hoy Región  Insular y Federico Ngomo Nnandongo (Río Muni), hoy Región Continental.


El 15 de diciembre de 1963, el Gobierno español sometió a referéndum entre la población de estas dos provincias un proyecto de Bases sobre Autonomía (un ensayo de lo que sería España después), que fue aprobado por una abrumadora mayoría. En consecuencia, estos territorios fueron consagrados Autonomía, adoptando oficialmente el nombre de “Guinea Ecuatorial”, con órganos comunes en todo el territorio (Asamblea General, Consejo de Gobierno y Comisario General) y organismos propios de cada provincia, bajo el mando de un Comisario General nombrado por el gobierno español que tenía amplios poderes; la Asamblea General de Guinea Ecuatorial tenía considerable iniciativa para formular leyes y regulaciones. El primero y único presidente de dicho Gobierno Autónomo, fue Bonifacio Ondó Edu. Por su parte, la Asamblea General guineo-ecuatoriana fue presidida por Enrique Gori Molubela desde 1964​ hasta junio de 1965, cuando le cedió el puesto a Federico Ngomo Nnandogo.


En noviembre de 1965, la IV Comisión de la Asamblea de la ONU, aprobó un proyecto de resolución en el que, se pedía a España que fijase lo antes posible la fecha para la independencia de Guinea Ecuatorial.


En diciembre de 1966, el Consejo de Ministros del Gobierno español de Francisco Franco, acordó preparar la Conferencia Constitucional.


En octubre de 1967 se inauguró dicha Conferencia, presidida por Fernando María Castiella, Ministro español de Asuntos Exteriores; al frente de la delegación guineana estaba D. Federico Ngomo Nnandongo.


Economía de Guinea Ecuatorial;  etapa de administración española.


En la etapa de la administración española, hubo un buen desarrollo del PIB por habitante. En 1950, el PIB por habitante guineo ecuatoriano, con 540 dólares internacionales Geary-Khamis de 1990, era el 25,6% del español. En 1968, al otorgar España su independencia, este PIB por habitante fue de 1.424 dólares, siendo el territorio más  rico de África. Su porcentaje respecto al español era un 25,5%. En el año 1968, Guinea Ecuatorial era el país africano con más prosperidad, después de Sudáfrica. Reconocer que cuando España se retira de Guinea Ecuatorial dejó a nuestro país intacto en recursos naturales, sin deuda pública, ni externa. Sin embargo, comentan que, el nuevo e incipiente gobierno de la nueva república no encontró dinero en las arcas públicas.


Etapa de Macías Nguema,  PUNT o primera dictadura: El comienzo de la andadura del nuevo Estado y su precipitado descarrilamiento.


La separación del nuevo Estado con su ex metrópoli seis meses después, no fue como debió ser, fue desgarrador, la historia lo dice, hecho que tuvo lugar, tras el fallido golpe de Estado del 5/3/1969, de D. Atanasio Ndong Miyono contra el presidente electo D. Francisco Macías Nguema, fruto del fracaso de la Conferencia Constitucional de Madrid, que no fue bien fraguado para evitar el error político que se produciría después, no hay visión de constituir un nuevo Estado sólido con la experiencia adquirida del exitoso gobierno autónomo a punto de ser abandonado, hay ambiciones de querer  ser el primer presidente de la nueva república, algunos líderes con corazones de carne, valorando la garantía de la nueva nación ante cualquier cosa; otros con corazones de piedra, que les daba igual todo, solo buscar cargos y dinero, y otros con corazones de leones, conseguirlo a cualquier precio, vivan quienes vivan, mueran cuantos mueran; y por pate de la metrópoli, no hay unanimidad política de las autoridades de evitar lo peor para la nueva nación e imponiendo un liderazgo único, sin embargo, hay divisiones entre el Ministro de Asuntos Exteriores Castiella que dirigía la conferencia, quien apoyaba al Líder Atanasio Ndong Miyono, Carrero Blanco, al ex presidente del Gobierno Autónomo, D. Bonifacio Ondo Edú, mientras que D. Francisco Macías Nguema, estaba asesorado por el abogado Antonio García Trevijano. Cada uno con sus objetivos para con el nuevo Estado. Con esa visión, arrancaron la campaña electoral y firmaron pactos pos electorales, que conducirían al nuevo Estado en el camino hacía el infierno y la expulsión de la ex metrópoli en nuestro suelo patrio, y el abandono de la ex metrópoli al nuevo Estado hasta el año 1979, fue el principal motivo que condujo a Guinea Ecuatorial al desastre político, económico y social. El régimen de Macías de aquel entonces, originó un derrumbamiento colosal a Guinea Ecuatorial 1969 y 1979, en cuanto a la economía, derechos políticos, libertades públicas,  la presidencia de la republica vitalicia, derechos humanos, hasta incluso la caída de la población, basada en el exilio político y económico masivo, así como muertes. Esta situación, condujo a los hechos del día tres de agosto del año 1979.


Cabe reconocer que, el primer régimen dictatorial 1968-1979, dejó a Guinea Ecuatorial sin deuda pública interna ni externa e intacto de recursos naturales del subsuelo y de la plataforma continental (los hidrocarburos, etc.)……………


Etapa de Obiang Nguema Mbasogo, PDGE o la Segunda dictadura:


Los guineo ecuatorianos recibimos el golpe de Estado del año 1979, el inicio del actual régimen, con alegría y regocijo, con la esperanza de recuperar una nación nueva, en la que se goce con los derechos fundamentales, libertades públicas, estado de derecho, el respeto de los derechos humanos y sobre todo, la instauración de la democracia como pacto de una auténtica convivencia social, que pasaría por una apertura política real.


Destacar aquí la presencia nuevamente en Guinea Ecuatorial de nuestra ex metrópoli España, presente en la nación de su ex colonia mediante la llamada Cooperación Técnica Española  


Sin embargo, el régimen actual inicio con una tímida táctica política de ganar tiempo, utilizando la formula política de reconstrucción nacional del país, con esta política, consumió los primeros 7 años, sin dar paso a una participación política hacia la democracia en la nación, permitiendo a los ciudadanos crear partidos políticos para la instauración del multipartidismo y la democracia; se trató de una política opaca para con las libertades públicas y la democracia, por eso, tan pronto de haber dado dicho golpe de Estado, se vuelven a sonar temas de golpes de Estado, con detenciones, cárceles, ejecuciones, el nuevo éxodo político masivo, etc.


Para tratar de camuflar la ya existencia de una segunda dictadura, se crea en el año 1986, el llamado Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), un solo partido político para todo un país, al puro estilo comunista, realizando elecciones presidenciales con un solo candidato en el año 1989, ganando “democráticamente” el mismo candidato único, según aseguró su gobierno a la comunidad internacional.        


Tras la presión internacional en el año 1991 de que  haya apertura política hacia la democracia, desde la conferencia de Laval, en Francia, por el Presidente  François Mitterrand, la visita a Guinea Ecuatorial en ese mismo año del Secretario General de la ONU, Javier Pérez de Cuellar y la exigencia de España a través del Gobierno de Felipe Gonzales Márquez, se inició en Guinea Ecuatorial en el año 1992 el llamado multipartidismo y transición hacia la democracia, con la legalización de varios partidos políticos, un dialogo político que terminó con el llamado “Acuerdo de No Acuerdo”, con la firma del Pacto Nacional Vinculante, entre los partidos políticos de la oposición y el Gobierno en el poder con su partido PDGE. 


El régimen del PDGE, para seguir ganando tiempo y restringir el juego político multipartidista, bautizo esa segunda etapa de “Ensayo democrático”  que sigue hasta nuestros días; se han adulterado o falsificado el multipartidismo, de un sistema político multipartidista a un sistema monopartidista, con la creación de una asociación de partidos políticos con el partido gubernamental PDGE, con un tal de 15 partidos políticos, la persecución política a los partidos que no aceptan el nuevo sistema de partido único, a los que denominan partidos de la oposición radical, siendo el más señalado C.I.       


Desde el año 1979 hasta nuestros días, se ha  recrudecido la política de violaciones de derechos humanos, el menoscabo a las libertades públicas, la desviación del verdadero sentido de la democracia, la limitación o casi veto a los derechos políticos, el bloqueo de la participación política a los partidos que hacen oposición real al régimen en poder, la imposibilidad de que haya alternancia pacifica en el poder por vía de elecciones democráticas, Guinea Ecuatorial, es el único país que cuenta actualmente con el régimen político más longevo del mundo, con 39 años en el poder, tiempo en que sumado a los 11 años de la primera dictadura, se han consumido los primeros 50 años de la independencia nacional. Existen también otros aspectos que tampoco son menos importante para citar aquí, cuales son: La existencia de una corrupción institucionalizada en la nación; el injusto y desequilibrado reparto de la riqueza nacional; el subdesarrollo del sector social (Educación, sanidad,  el inexistente estado de bienestar y demás servicios sociales); triplicación de la deuda pública interna y externa, etc.


Si hacemos una comparación de las infraestructuras actuales del país en comparación a la herencia recibida en el año 1979, podemos decir que, las actuales, superan tanto a las del periodo de la colonia, autonomía y la primera dictadura;  Guinea Ecuatorial cuenta hoy con la mejor red de carretera de África Central, todas las carreteras que comunican entre distritos del ámbito nacional, muchas ya están asfaltadas y faltan por hacer otras, existen viviendas emblemáticas de consideración; sin embargo, nuestro análisis político, nos llega a la conclusión de que, lo hecho por el segundo régimen  del PDGE desde 1979 – hasta nuestros días, que ha explotado los recursos naturales de nuestros subsuelo (Petróleo, gas y minerales), la madera,  recursos acuíferos, impuestos fiscales; lo que supone ingentes cantidades de dinero, que nos han dado una de las Rentas Per Cápita más altas del mundo, por encima de algunos países desarrollados europeos,  es muy insuficiente en comparación a nuestra renta per cápita; lo que es peor, no hay reservas económicas en líquido para financiar nuevos gastos públicos, por eso, las empresas extranjeras han abandonado el país, dejando un desempleo galopante, de ahí, la crisis económica que atraviesa actualmente la nación.


Con la explotación de yacimientos petrolíferos —la exportación de barriles por habitante es similar a la de Kuwait—, aunque la riqueza se queda en manos de una minoría, hombres fuertes del régimen que ostentan el poder, allegados, afines, etc. La evolución del PIB —una de las más altas del mundo— provocada por el alza por la extracción de las empresas petrolíferas que aquí tienen concesiones no marcha paralelamente con el bienestar material de los guineo ecuatorianos. El guineano medio está ocupado en la agricultura de subsistencia y puede apreciar poco el boom económico en el país. Pese a esta situación, también existen otros peligros que condenan a la nación a la gran crisis económica, cual es la evasión de capitales.


 (Ver informe del senado norteamericano)


“Un informe del Senado de Estados Unidos  de 2004 expone que, el Riggs Bank ayudó a altos cargos de Guinea Ecuatorial a robar centenares de millones de dólares procedentes de los ingresos del petróleo. El Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado (Senate Permanent Subcommittee on Investigations) encontró pruebas claras de corrupción que involucraban a altos cargos de Guinea Ecuatorial. En dicho informe, se revela que el Riggs Bank ayudó a miembros del gobierno del país a desviar ingresos del petróleo a cuentas destinadas a ellos en sucursales de Washington. Igualmente Guinea Ecuatorial, ha sido denunciada por el Departamento de Estado de Estados Unidos, por abusos y violaciones de derechos humanos, corrupción galopante y desvío de los ingresos del petróleo a altos cargos del gobierno. Desde 1995 a 2004, el Riggs Bank supervisó al menos 60 cuentas corrientes que contenían unos 700 millones de dólares, lo cual, hacía de Guinea Ecuatorial su mayor cliente particular. Varias de las cuentas pertenecían al gobierno, mientras que otras, eran cuentas privadas del presidente Teodoro Obiang Nguema, otros cargos gubernamentales y sus familias. El informe del Senado norteamericano dice que millones de dólares en cuentas gubernamentales, que deberían haber ayudado a los empobrecidos guineanos, fueron evadidos con la ayuda del Riggs Bank.


El informe describe un incidente en el que un empleado de banco que administraba cuentas de Guinea Ecuatorial, Simón Kareri, llevaba una maleta de 27 kg con 3 millones de dólares en efectivo envueltas en plástico al Riggs's Dupont Circle branch para hacer un depósito en la cuenta del presidente Obiang. Kareri, que fue despedido en enero, rechazó testificar en la audiencia del senado sobre el asunto. Los senadores que investigaron diversas irregularidades informaron que ningún empleado del banco manifestó nunca transacciones financieras de dudoso origen procedentes de Guinea Ecuatorial. Lawrence Hebert, presidente y jefe ejecutivo del Riggs Bank lamentó la falta de un sistema de control interno para identificar dicha actividad sospechosa, un auto exculpación que el senador demócrata Carl Levin consideró simplemente ridícula:


Guinea Ecuatorial, con una población de 1.267.689 personas, se encuentra en la posición 157 de la tabla de población de los países del mundo, compuesta por 196 países y con una moderada densidad de población, 45 habitantes por Km2.


Guinea Ecuatorial es la economía número 131 por volumen de PIB. Su deuda pública en 2016 fue de 4.407 millones de euros, con una deuda del 47,92% del PIB. Su deuda per cápita es de 3.608€ euros por habitante.


El PIB per cápita es un muy buen indicador para conocer el nivel de vida y en el caso de nuestro país, en 2017, fue de 8.719€ euros, con el que se sitúa en el puesto 68 del ranking mundial, sin embargo, los guineo ecuatorianos  tenemos un bajo nivel de vida en relación al resto de los 196 países del ranking de PIB per cápita.


En cuanto al Índice de Desarrollo Humano (IDH), que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país y que en definitiva, muestra el nivel de vida de sus habitantes, indica que los guineo ecuatorianos tenemos una mala calidad de vida.


En cuanto al Índice de percepción de la Corrupción del sector público, Guinea Ecuatorial ha sido catalogo  en el puesto 17, y así está entre los países con mayor índice de corrupción en el sector público, de los 180 países a nivel mundial.


Posición de Guinea Ecuatorial en cuanto a la puntuación general sobre: Seguridad y Estado de Derecho; Participación y Derechos Humanos; Desarrollo Económico sostenible y Desarrollo Humano, según el Índice Ibrahim de Gobernanza en África, el cual sitúa a Guinea Ecuatorial en el número 46., entre los 54 Estados del Continente africano, con una puntuación de 35,5 puntos. Siendo este escalafonamiento y puntuaciones como sigue:


1.-Mauricio 79,9; 2.-Cabo Verde 74,5; 3.-Botsuana 74.2; 4.-Sudáfrica 73; 5.-Namibia 70,4; 6.-Seychelles  70.3; 7.-Ghana  67,3; 8.- Túnez 66,9; 9.-Senegal 62,40; 10.- Lesoto 61,1; 11.- Ruanda 60,7; 12.- Zambia 59,5; 13.- São Tomé y Príncipe 59,1; 14.-Kenia 58,80; 15.- Benín 58,80; 16.- Marruecos 57,6; 17.- Tanzania 56,7; 18.- Malaui 54,7; 19.- Uganda 54,6; 20.- Argelia 52,90; 21.- Mozambique 52,30; 22.- Burkina Faso 52,2; 23.- Gabón 52,2; 24.- Egipto 51,30; 25.- Sierra Leona 51; 26.- Liberia 50,7; 27.- Gambia 50, 7; 28.- Suazilandia 49,6; 29.- Madagascar 49.1; 30.- Mali 48,7; 31.- Etiopía 48,6; 32.- Comores  48,5; 33.- Níger 48,40; 34.- Togo 48,40; 35.- Costa de Marfil 48,30; 36.- Camerún 45,90; 37.- Djibouti 45,90; 38.- Burundi 45,80; 39.- Nigeria 44,90; 40.- Guinea Conakry  47,7; 41.- Mauritania 43; 42.- Congo 42,8; 43.- Angola 40,8; 44.- Zimbabue 40,4; 45.- Guinea-Bissau 35,7; 46.- Guinea Ecuatorial 35,5; 47.- Libia 35,5; 48.- República Democrática del Congo 33,9; 49.- Chad 32,9; 50.- Eritrea 29,9; 51.- Sudan 28,3; 52.- República Centroafricana 24,90; 53.- Sudán del Sur 19,90 y 54.- Somalia 8,5. La Media para aprobar esa evaluación es de 50,1 Puntos.


Cuando hacemos todas esas investigaciones, es para que sepamos de dónde venimos, quienes somos y a donde vamos, sobre todo, cual es nuestra posición real en África, si el tiempo recorrido nos ha servido para algo o para nada cuando cumplimos  50 años de existencia como estado independiente.


Nuestra posición 46 en África entre los 54 Estados del Continente, en cuanto a la Seguridad y Estado de Derecho, Participación política, Derechos Humanos, Desarrollo Económico sostenible y Desarrollo Humano, según el Índice Ibrahim de Gobernanza en África, es la explicación clara de cómo ha sido nuestra andadura en los últimos 50 años, Guinea Ecuatorial no ha sido capaz de trabajar para mejorar su posición en África, sino, todo lo contrario, hemos encabezado en todo lo malo, mala gobernanza, corrupción, violaciones de derechos humanos, ausencia de la democracia con la imposibilidad de que haya alternancia pacifica en el poder por vía democrática, la cual, hubiera podido rescatar el país de su dirección al precipicio y al abismo, solo nos falta 8 posiciones en el sentido negativo para igualar o superar a Somalia.


Todos los fracasos políticos, culturales, económicos y sociales que hemos mencionado, sumado a la existencia de presos políticos y el exilio de cerca de 300 mil guineo ecuatorianos desde el año 1969 hasta la fecha, el mal posicionamiento de nuestro país entre los 54 países que conforman el continente africano en cuanto, a la Seguridad y Estado de Derecho; Participación y Derechos Humanos; Desarrollo Económico sostenible, liderando en  tercera posición en cuanto a la violación de los derechos humanos, exigen un cambio político  en Guinea Ecuatorial y constituyen los motivos por los que hacemos oposición al régimen en el poder desde hace 40 años.


Para poner fin a esta situación de oprobio nacional, hemos recurrido a denunciar estos hechos por todas las partes del mundo, ante países y organizaciones, y, muchos nos han preguntado qué dice España, si España no se pronuncia, poco podemos hacer.


Por eso,  C.I. mediante este Manifiesto, apela a España de coger el torro por los cuernos y hablar la verdad a los pueblos de Guinea Ecuatorial el próximo 12 de octubre, ya que ven que firmaron unos documentos cuando entregaron la independencia  el día 12 de octubre del año 1968, pero no saben qué contienen dichos documentos, qué se pactó para conceder la independencia para que nos tengan que contestar que, “si España no se pronuncia poco pueden hacer”. Por tanto, si dicho documento que se firmó contiene cláusulas  que no se han respetado y esto hace que los guineo ecuatorianos suframos tremendas dictaduras, las más terribles de África en los últimos 50 años, sin escuchar una voz estridente desde España que exija el fin de este oprobio, el próximo 12 de octubre constituye oportunidad única para que los Gobiernos de Malabo y Madrid digan la verdad a los pueblos de Guinea Ecuatorial, sobre lo pactado en dicho documento y que no se ha cumplido, y que podría constituir materia reservada, para que España no reaccione con contundencia, sin apaños ni reservas a condenar a este régimen del PDGE ante el Consejo de Seguridad de la ONU, UE, UA, ACP, CPLP.; ante las cortes españolas para que el régimen en poder ponga fin a  la política de opresión dictatorial que ha venido practicando con brazo de hierro caliente en los últimos casi 40 años. Pues cumplimos el próximo 12 de octubre 50 años de opresión dictatorial. Los guineo ecuatorianos no podemos festejar nada, porque son los primeros 50 años de holocausto nacional. Sin embargo, hemos leído en reiteradas ocasiones a lo largo de estos casi 40 años que, las relaciones entre Madrid Malabo, son cada vez más excelentes, hasta el extremo que, altos ex dignatarios españoles  son amigos  del partido gubernamental PDGE, el Movimiento Amigos de Obiang (MAO), entre estos, el Ex Presidente del Gobierno español, D. José Luis Rodríguez Zapatero; el Ex Presidente del Congreso de los Diputados y  Ex Ministro de Defensa, D. José Bono y el Ex Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, D. Miguel Ángel Moratinos, etc. Ese último, dijo descaradamente a la prensa en el año 2006 que, “guste o no, España seguiría ayudando a Obiang”; pero sin que el régimen de Malabo haya dado ningún paso para progresar en la democracia, buen gobierno ni en el respeto de los derechos humanos.


Desde C.I., solicitamos firmeza a España para exigir la verdadera democratización de Guinea Ecuatorial, no queremos iniciar el año 51 de la independencia sin que sepamos con seguridad el futuro político de nuestro país. Es por eso que, apelamos a España y a toda la comunidad internacional en general, la mediación de una nueva sentada política en Madrid, entre todos los actores políticos de la nación, para diseñar los lineamientos políticos que nos permitan construir y forjar una nueva nación basada en el pluralismo político integrador, unas verdaderas reformas políticas que nos conduzcan a una transición política y pacífica hacia la democracia real y efectiva; es decir, volver al punto de partida (Madrid - España), donde se cometió el error político que hemos pagado muy carro y con creces durante esos primeros 50 años. Encuentro que se debería realizar a corto o a muy mediano plazo, debido a la aguda crisis política, económica y social que atraviesa nuestro país en estos momentos.


No podemos terminar este manifiesto que hacemos con ocasión al primer año jubileo para nuestra nación, sin expresar nuestros reconocimientos a los padres de la independencia de Guinea Ecuatorial que asistieron a la Conferencia Constitucional en Madrid – España, en el año 1967; sin olvidar a los pioneros y primeros luchadores para conseguir la independencia de nuestro país: Rey Uganda, Héroe Lubá, Enrique Nvo Okenve, Acacio Mañe Ela, Salvador Ndong Ekang. A todos esos ínclitos padres de la Independencia de nuestra República,  Ciudadanos por la Innovación  de Guinea Ecuatorial (C.I.), os tributa un sincero homenaje, vuestra memoria nunca se borrará en este partido político ni para los pueblos de Guinea Ecuatorial; por cuanto luchasteis todos unidos para que fuéramos libres pese a las diversidades ideológicas y un gran número de partidos políticos y lo conseguisteis.


Para terminar, C.I., al ser un partido político que defiende la ideología política democristiana, no puede apartarse de Dios en las fechas y tiempos históricos que señala la palabra de Dios, porque si hemos sobrevivido en esa dictadura y llegar a ver el cumplimiento de los primeros 50 años de la independencia, ha sido por su gracia, por eso, le pedimos que cumpla también para con Guinea Ecuatorial las promesas que hace a cada año jubileo, Levítico 25:10,11,12 y 13; entendemos que ser políticos, no nos quita nuestra responsabilidad de ser humanos, y como humanos en Guinea Ecuatorial, después de los largos 50 años de extremo sufrimientos de dos regímenes dictatoriales, Dios también debe tener misericordia para redimir a nuestros pueblos  de ese yugo de la tiranía esclavista, haciendo que pregonen libertad en la tierra que habitan, que el año sea de jubileo, que cada uno recupere su posesión y cada cual vuelva a su familia, liberen a los presos políticos y retornen los refugiados; devolver los derechos políticos al partido C.I.; que los guineo ecuatorianos se beneficien de la riqueza de su país y que la libertad, la justicia y democracia sean realidad en Guinea Ecuatorial.


Malabo, 03 de octubre de 2018,


EL CONSEJO DIRECTIVO NACIONAL,


 




por abamodjo, Jueves, 04 Octubre 2018 20:31, Comentarios(0)
Comentarios


MKPNews ©2003-2008 mkportal.it
 


MKPortal C1.2.1 ©2003-2008 mkportal.it
Página generada en 0.0233 segundos con 20 preguntas