Noticias

Noticias --tu web--Nacional // Guinea EcuatorialCIUDADANOS POR LA INNOVAVCION DE G.E. C.I.   
CIUDADANOS POR LA INNOVAVCION DE G.E. C.I.

 


LA DEMOCRACIA Y LOS CARGOS PUBLICOS, NADIE DEBE OSTENTAR UN CARGO PUBLICO ELECTIVO SIN HABER SIDO VOTADO POR LOS CIUDADANOS EN TAL CARGO. EL PARLAMENMTO DE GUINEA ECUATORIALES ATIPICO, CUENTA CON UN GRUPO PARLAMENTARIO FANTASMA QUE NUNCA SE PRESENTÓ EN LAS ELECCIONES. ES UNA PREVARICACION DE LA LEY FUNDAMENTAL, UN FRAUDE DE LA LEY ELECTORAL Y A LA DEMOCRACIA.


Desde Ciudadanos por la Innovación de Guinea Ecuatorial (C.I.), mantenemos y criticamos que, hace muchos años, es decir, desde que se inició en Guinea Ecuatorial la llamada transición política hacia la democracia en el año 1992, se ha venido manteniendo el término político confuso de la “democracia a la ecuatoguineana”, cuya denominación de la democracia y las actuaciones políticas del régimen en el poder y su partido político (PDGE), nunca han encajado  con las de una democracia moderna.


Hemos buscado como definir el concepto de la democracia a la ecuatoguineana para diferenciarlo o  hacer una comparación con las democracias modernas occidentales, no nos alcanza el entendimiento, porque, los verdaderos principios que defiende una democracia moderna como es contar con un  pueblo, convocar elecciones libres para ostentar cargos públicos, la defensa de la libertad, el gobierno de la mayoría y los derechos de la minoría, el estado de derecho, etc., no se tienen en consideración en nuestro país. Tampoco sabemos si la democracia de Guinea Ecuatorial es directa o indirecta, estamos confusos.  


Para aclarar a nuestros seguidores nuestras inquietudes o quejas con el sistema democrático de nuestro país, vamos en primer lugar a presentar ciertos conceptos de la democracia moderna, la que sigue C.I. y después, contraponerlos con la democracia de Guinea Ecuatorial cuyo régimen nos tilda de oposición radical, por cuya razón nos persigue ferozmente y nos priva de nuestros derechos políticos desde la más absoluta impunidad y arbitrariedad, hasta fabricar grupo parlamentario fantasma que nunca acudió a ninguna elección, tal es el caso del recién fabricado grupo parlamentario bautizado “Coalición Democrática”, compuesta por partidos políticos integrantes en la Coalición electoral  que el PDGE presentó en las pasadas elecciones legislativas el año 2017.


El  diccionario define la democracia como “el gobierno del pueblo, en el cual, el poder supremo se le confiere al pueblo y es ejercido directamente por él o por los agentes que este pueblo elige por medio de un sistema electoral libre”. Según la expresión de Abraham Lincoln, “la democracia es el Gobierno del pueblo y para el pueblo”. Otros filósofos y expertos políticos, también aseguran que, “la democracia es la institucionalización de la libertad”. Nos dicen que la democracia se divide en dos categorías fundamentales y básicas que son: las democracias directas y las representativas. La democracia se basa en el respeto de los derechos de la mayoría y en la protección de los derechos fundamentales de los individuos (personas físicas y personas jurídicas) y de los grupos minoritarios.


Las democracias evitan los gobiernos todopoderosos y su verdadera fortaleza está basada en la creación de instituciones fuertes. La democracia somete a los gobiernos al estado de derecho y garantiza que todos los ciudadanos sin nada de discriminación sean protegidos por igual por las leyes y que el sistema legal garantice sus derechos. En una democracia los ciudadanos tienen la responsabilidad de participar en un sistema político que garantiza sus derechos civiles y políticos, así como sus libertades. Los políticos de un verdadero sistema democrático, deben comprometerse con los valores de la tolerancia, dialogo, la concertación política, la búsqueda de consenso, el compromiso y la cooperación, es decir, llegar a acuerdos.


Es sabido que con elecciones libres y equitativas es más probable que la transferencia del poder sea pacifica, lo cual ayuda que, los candidatos perdedores acepten los resultados de las elecciones y cedan el poder a los ganadores, hasta felicitar.


Y, para que todo esto funcione tanto la democracia que la celebración de elecciones, es de absoluta obligatoriedad la existencia de partidos políticos que agrupan a las personas que deben ser elegidos libremente y son los encargados de concebir ideas para la transformación del país. Cada partido político debe estar representado en las instituciones  en una legislatura de acuerdo con el porcentaje del total de los votos que haya obtenido en cualquier tipo de confrontación electoral. Lo contrario es usurpar indebida y antidemocráticamente un cargo público elegible.


Sentado todo lo antes expuesto, solo nos queda la última herramienta, que es, la puesta en acción del estado de derecho. Es imposible que funcione un sistema democrático cuando las leyes no son respetadas, de la forma que fueron creadas democráticas o antidemocráticas, pero, deben ser respetadas. Debe existir el derecho a la igualdad ante la ley una premisa fundamental para establecer una sociedad justa y democrática. Debe quedar claro que, para que se diga que funciona el estado de derecho en un sistema democrático, se debe comprobar que todo el mundo recibe igualdad de trato ante las leyes: sean ricos o pobres, miembros mayoritarios de un grupo étnico, opositor o partido político opositor al régimen en poder.


Estas definiciones y comparaciones, no se encajan con la realidad política o sistema democrático de Guinea Ecuatorial, por ser un sistema democrático a típico. Aquí las leyes se aplican en función de la afinidad política del individuo (sea persona física o jurídica), el sistema electoral no es libre, porque la Junta Electoral Nacional (JEN),  no es independiente; está controlada por el partido gubernamental (PDGE), quien dicta los resultados electorales a su antojo y adjudica  los escaños como le viene en ganas, sobran ejemplos y pruebas y puesto a citarlos: En las pasadas elecciones legislativas y municipales del 12 de noviembre del año 2017, en las cuales solo se presentaron tres grupos electorales que fueron: coalición electoral del PDGE con 15 partidos políticos con el escudo del partido gubernamental  PDGE, coalición electoral Juntos Podemos, compuesta por dos partidos políticos (CPDS y UCD), mientras Ciudadanos Por la Innovación de Guinea Ecuatorial (C.I.), se presentó en solitario como tercer grupo electoral. Son estos tres grupos electorales los que compitieron en las urnas, sin la existencia de un cuarto grupo electoral.


Después de las elecciones, la JEN y el Tribunal Constitucional otorgaron escaños solo al grupo electoral de la coalición electoral del PDGE, y el grupo electoral de C.I. que se presentó en solitario, son estos dos grupos electorales los que deben estar hoy en el Parlamento Nacional, según las leyes de la nación. Pero, sorprendentemente, en el momento de conformar el parlamento nacional en grupos parlamentarios que, en principio, tenían que ser dos, es decir, el grupo parlamentario del PDGE y el grupo parlamentario de C.I. constitucionalmente hablando, sin embargo, en el Parlamento Nacional han fabricado un grupo parlamentario denominado “COALICION DEMOCRATICA”, esa coalición democrática que nunca acudió a las elecciones para ser votada, de hecho, no puede presentar legalmente sus listas electorales, no puede presentar el escudo con el que acudió a dichas elecciones, no puede dar el numero de votos que obtuvo y que le reconoció la JEN, ni puede decir el número de escaños que le otorgó el Tribunal Constitucional, dicho grupo parlamentario “COALICION DEMOCRATICA, que es una subdivisión de la coalición electoral PDGE”, es una coalición electoral prefabricada, al margen de la constitución y de la ley electoral, es oficial hoy en el Parlamento Nacional de Guinea Ecuatorial, que ejerce desde el fraude democrático y de ley, tanto en la Cámara Baja, como, en la Cámara Alta, cosa jamás vista ni escuchada en la historia de las democracias del mundo. Mientras que el grupo electoral C.I. que obtuvo escaños en dichas elecciones, el Gobierno en poder, le impide asumir sus escaños. Este tipo de cosas solo pueden ocurrir en Guinea Ecuatorial, único país y gobierno que nombra diputados y fábrica grupos parlamentarios por decreto para representar a unos ciudadanos que nunca les votaron.  


Como consecuencia del fraude electoral que hubo en Venezuela, llevado a cabo por el dictador Nicolás Maduro, dicho fraude electoral, le está costando el puesto de Jefe de Estado en su  país, pese haber reconocido victoria electoral a la oposición en el parlamento en ese país, hecho que no puede tener lugar en Guinea Ecuatorial. Cincuenta países de la comunidad internacional por tachar de fraude las elecciones presidenciales que organizó el mismo dictador,  ignoraron dichos resultados y la toma de posición del dictador, reconociendo al opositor Juan Guaidó, Presidente del Parlamento, como Presidente encardo de la República Bolivariana de Venezuela, hecho que ha enfrentado a las superpotencias mundiales y está apunto de desencadenar un conflicto mundial.  


Desde el partido político Ciudadanos por la Innovación de Guinea Ecuatorial (C.I.), aplaudimos esta decisión de la comunidad internacional de defender la democracia en Venezuela, sin embargo, decimos a esta comunidad internacional la cual está represente en Guinea Ecuatorial a través de sus embajadores que, los fraudes electorales antidemocráticos, no han tenido lugar únicamente en Venezuela, tienen lugar en otros países y, a menudo, en Guinea Ecuatorial, país que ha superado todos los límites de abusos de poder para con la democracia, desde la exclusión de los candidatos presidencialistas en las elecciones para impedir la alternancia, la fabricación de grupos parlamentarios que no fueron votados por el pueblo como tal y el impedimento de que los cargos sí electos por el pueblo tomen sus escaños para representar en las instituciones públicas a los ciudadanos que les votaron en las urnas. Por tanto, si el fraude electoral de Venezuela hoy es problema, el de Guinea Ecuatorial que aquí denunciamos también debe ser igualmente problema, exigiendo al Gobierno de Guinea Ecuatorial que permita la toma de escaños del partido político C.I. y la devolución a este partido político de sus derechos para el ejercicio libre de sus actividades políticas en la nación como tal institución política y democrática, a fin de que, su voz también sea escuchada en el escenario político de Guinea Ecuatorial, ya que, solo así, se puede garantizar la existencia de un pluralismo político integrador en Guinea Ecuatorial. Si no es así, la situación de Venezuela  estaría muy bien justificada, ante los ojos de muchos demócratas que sufren injusticias y abusos de poder por parte de los gobiernos imperiosos del mundo, como el caso de nuestro país Guinea Ecuatorial.


Ciudadanos por la Innovación de Guinea Ecuatorial (C.I.), denuncia el fraude y la opacidad del sistema electoral de Guinea Ecuatorial. Aquí en Guinea Ecuatorial, no se puede hablar de elecciones democráticas libres, porque las que aquí se celebran no cumplen los requisitos para tal fin. En un buen sistema democrático representativo, los ciudadanos con derecho a voto deciden la confrontación política y la futura orientación política del Gobierno de su país mediante elecciones libres. Las elecciones democráticas a nuestro corto entendimiento de la democracia, no solo son simbólicas sino también son elecciones competitivas, por eso, en las pasadas elecciones solo compitieron tres grupos electorales: Coalición PDGE, Coalición Podemos y C.I. en solitario, y nunca Coalición Democrática que hoy se encuentra en el Parlamento Nacional representando ilegítimamente a los ciudadanos sin haber sido votado.  Repetimos, se trata de una situación atípica para un sistema democrático, no se debe ser diputado ni senador por decreto, se hace diputado o senador, por voluntad de la soberanía popular, La Coalición Democrática que se encuentra hoy en el Parlamento Nacional, no fue votado por el pueblo, no hay antecedentes legales que pueden garantizar dicha Coalición Democrática en el Parlamento Nacional. Repetimos, estamos ante la Prevaricación de la Constitución, la adulteración de la ley electoral, el fraude a la democracia y una burla a la comunidad internacional.


A los efectos de la puesta en práctica del estado de derecho y la democracia real en Guinea Ecuatorial, C.I. debe ocupar los escaños que le otorgaron los ciudadanos en las urnas el día 12 de noviembre 2017. La democracia no admite a ocupas, a los usurpadores ni el abuso de poder. Repetimos para el conocimiento de los pueblos de Guinea Ecuatorial y la comunidad internacional que, el Parlamento de Guinea Ecuatorial para esta legislatura solo debe estar representado por dos grupos parlamentarios, el grupo parlamentarios de PDGE y el grupo parlamentarios de C.I. según la Junta Electoral Nacional y el Tribunal Constitucional. La ley electoral no admite que una coalición electoral pueda formar dos grupos parlamentarios, esto es un fraude a la democracia y es violar el ordenamiento jurídico del país.


Publica: Departamento de Comunicación, Prensa y Medios Audiovisuales de C.I.       


 




por abamodjo, Viernes, 10 May 2019 16:21, Comentarios(0)
Comentarios


MKPNews ©2003-2008 mkportal.it
 


MKPortal C1.2.1 ©2003-2008 mkportal.it
Página generada en 0.04203 segundos con 20 preguntas